Ante la emergencia sanitaria decretada por el Gobierno Nacional para contrarrestar la propagación del coronavirus en el Ecuador, la EMAPA-I, adoptó una serie de medidas encaminadas a precautelar la salud y el bienestar de su personal y de la población ibarreña.

Entre las medidas adoptadas por las autoridades, están: suspender la atención al público en todas sus dependencias; mientras dure esta emergencia, la Empresa no realizará cortes del servicio de agua potable por falta de pago, ni aplicará intereses, ni multas.

El personal realizará sus actividades laborales desde su casa (teletrabajo), de acuerdo a una matriz de planificación y seguimiento semanal que serán verificadas por las instancias pertinentes.

Otra de las medidas tomadas, tiene que ver con la suspensión de construcción de nuevas obras de agua potable y alcantarillado; únicamente trabajarán cuadrillas de turno para garantizar la dotación normal del líquido vital y el funcionamiento del sistema de alcantarillado de la ciudad y las parroquias rurales.

Además, con el propósito de precautelar la salud de las personas, se tomó la decisión de cerrar algunas baterías sanitarias de espacios públicos, con excepción de las que se encuentran especialmente en los mercados y cerca de establecimientos de salud, donde se aplicarán las medidas pertinentes para garantizar su uso, una de ellas la desinfección a través de fumigación de las instalaciones.

En el caso de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales PTAR ubicada en las orillas del río Tahuando, se implementará un protocolo especial para la operación, en donde el personal deberá utilizar trajes especiales y cumplir con medidas que su funcionamiento requiere.

Para atender requerimientos de la población, también se dispuso potencializar el call center y la central de emergencias de EMAPA Ibarra, donde la población podrá hacer llegar sus comentarios y necesidades y a la vez recibir las respuestas.

De esta manera, el Gerente de la EMAPA-I, Gustavo Andrade, pidió a la población ibarreña la comprensión necesaria y recordó que estas medidas se adoptaron en estricto cumplimientos de disposiciones del Gobierno Nacional, para frenar la expansión del Coronavirus.

Indicó además, que la Empresa garantiza la dotación de agua potable a todos los sectores de la ciudad y de las parroquias rurales, para lo cual están dispuestos grupos de trabajadores con la respectiva movilización y equipos requeridos. En esta parte, reiteró que en caso de producirse desabastecimiento del líquido vital, serán por razones de

fuerza mayor o imprevistos, tales como roturas de tuberías o altos consumos, pero se actuará inmediatamente para dar solución a este tipo de inconvenientes.