El Gerente de la EMAPA-I, Gustavo Andrade, informó que la Empresa adoptó las medidas pertinentes para garantizar la dotación de agua potable de calidad y en forma continua a todo el cantón, en medio de la emergencia sanitaria que vive el país debido a la propagación del Coronavirus.

La autoridad fue enfática en señalar que, la Empresa no tiene entre sus planes suspender el servicio de agua potable a ningún sector de la ciudad, ni de las parroquias rurales y en los casos que se produzcan desabastecimientos, se debe exclusivamente a daños fortuitos en tuberías de conducción y distribución o por reparaciones de acometidas, falta de caudales y altos consumos registrados a nivel de domicilios.

Frente a esta situación, Andrade pidió a la población que el agua potable se use de forma adecuada, sin desperdiciarla para que pueda alcanzar para todos en estos momentos difíciles que vive el país. “Este es el momento que tenemos que protegernos entre todos, seamos solidarios y consumamos el agua potable estrictamente necesaria”, sostuvo.

Aclaró también que a pesar de la emergencia, la Empresa dispone de grupos de trabajadores que están realizando mantenimiento y reparaciones de daños para garantizar la dotación del líquido vital. Los guardianes operadores de todos los sistemas también laboran normalmente para proveer los caudales de agua requeridos para la potabilización y distribución a la ciudadanía; además, personal de Laboratorio de la institución, realiza el monitoreo permanente de la calidad en los puntos establecidos.

Mientras que en alcantarillado, los equipos realizan labores de mantenimiento de redes de este servicio básico, con el fin de cuidar el bienestar ciudadano.

Desde la Unidad de Salud y Seguridad Industrial y por disposición del Gerente, al personal que se encuentra trabajando se ha dotado de equipos de protección, gel antibacterial, guantes, mascarillas, para proteger la salud.